martes, julio 26, 2005

Vacaciones sin dejar de trabajar

Sinceramente, quiero un montón a mis padres, pero cuando me dejan la casa para mí porque se van de viaje disfruto del poder pleno de hacer lo que quiera, y eso como el PDA o la MasterCard no tiene precio.

Todo para mí, el tan disputado televisor es mío. Nadie me dice que no ponga tal película o tal serie que no le gusta. Elijo siempre lo que voy a comer. JeJeJeJe, sobre todo una dieta sin pescado, porque odio el pescado. Me refiero a que yo algún que otro pescado me lo cómo, pero muy muy muy muy pocas veces me entusiasma el comerlo, no es como tomar un buen filete de ternera.

Además, así estoy como de vacaciones, porque mi día a día se ve muy cambiado porque la tarde es diferente. Por la mañana el trabajo picando código. Yo dispuesto a lo que manden los jefes, pero "cuando arribe a casa" (...NescaféCapuccino Descafeinado) preparo el almuerzo y me encargo de la casa, limpiar, regar el jardín, la piscina, tomar el sol, hacer un poco de deporte, quedar con los colegas. De verdad no siento que sea Martes y aunque tengo mucho que hacer estoy de vacaciones.

Sentado en el porche es como si me hubiese metido en una película norteamericana, como en Big Fish, en Espectro, solo me falta la mecedora y poner cara de tonto.

Eh! Brai! Perro! para de ser tan pesado!!

Freak Kitchen – Everything is Under Control

3 comentarios:

luciluz dijo...

se te acabó lo bueno...:P

luciluz dijo...

se te acabó lo bueno...:P

Anónimo dijo...

no te preocupes,pronto nos iremos otra vez....