martes, febrero 10, 2009

Super Probotector

Lo siento, pero esta saga para mí nunca fue conocida como Contra a pesar de que en la mayor parte del mundo se llame así. Cuando lo lanzaron en las videoconsolas europeas a alguien de marketing se le debió ocurrir que los soldados con pinta de Rambo no molaban tanto como un par de robots, así que fue lanzado con un cambio de sprites, solo eso, porque el juego es igual, y un cambio de nombre Probotector. Posiblemente aprovechando el tirón de la serie Robotech.



La saga la conocí por primera vez en el Amstrand CPC de un Amigo, y se llamaba Contra, pero eso rápidamente se olvidó cuando jugué la versión de NES. Era mejor, y encima tenía por protagonistas a un par de Mechas, que los que me conocen saben que entre Soldados Musculosos y Gundams no dudo ni un instante. Este Probotector me gustó mucho, aunque era muy dificil para mí. Vamos, nunca lo acabé, aunque sí vi como un amigo mío se lo acababa, siempre tiene uno ese amigo viciado del videojuego.

En cambio el Super Probotector...vale, en SNES con los nombres no eran muy originales, más bien patético, un montón de juegos tenían que llamarse con el prefijo "Super", Super Soccer, Super Mario (aunque ese venía de antes), Super Scope, Super Turrican, Super Metroid, Super Tenis, Super Smash TV, Super Castlevania IV, Super R-Type, y por supuesto Super Probotector. Éste, junto con el Super Mario World, fueron los que determinaron que comprase mi SNES de segunda mano, a un chaval que no sé porqué se quiso deshacer de tan grande consola.



Fue llegar a mi casa, enchufar la SNES y el primer juego que probé este de los Robots. La mandibula se me cayó al suelo. A ver, la SNES la jugaba principalmente en una tele barata con sonido en mono, que el sintonizador de canales era analógico, que aunque tenía 9 canales configurables, cada uno tenía su ruedecita para sintonizar, vamos un trasto cutre que te cagas para el standard de hoy, que murió por un cortocircuito, pero que en ese momento, con esa videoconsola, me pareció como el cine. Lo máximo. Y realmente en su momento lo era, el salto cualitativo entre generaciones que se dió con la SNES fue tremendo. Primero por el sonido, por fin la música iba sampleada y en alta calidad y por tanto su sensación aparente era similar a la de un CD, y segundo tenía más resolución máxima y más colores simultáneos en pantalla que ninguna otra antes. El resultado era espectacular. Ah, y por supuesto el mando con ocho botones y una cruceta de dirección.

Total que la mandíbula mía la tuve que recoger y encajar de nuevo en su sitio y jugué a este gran juego. Acción frenética desde el primer momento, disparos por todos lados, saltos, monstruos enórmes, pequeñas secuencias no interactivas donde pasaba algo. Era como una recreativa, y estaba en mi casa. A partir de este momento empecé a dejar de lado a los salones arcade.

Es otro de esos juegos que me encanta rejugar.

Aquí tenéis un vídeo de la primera fase.

3 comentarios:

Mazin dijo...

a mi también me encanto el Probotecto ( ya sabes que yo también soy fan de los mechas... jejeje )... tenemos que volver a quedar en mi casa para seguir jugandoa juegos clásicos en mis emuladores ¿ehhh? a ver si lo busco en emuladorr y me los bajo apra jugar otro día... :P

Mazin dijo...

ya tengo instalados en mi Pc "Probotector" y "Super Probotector" con sus correspondientes configuraciones para los mandos... asi que vente ya para mi casa Guille... jejejeje... :P

Ikaru dijo...

A ver pisha! porque últimamente ando de tiempo videojueguil bien escaso.