viernes, julio 01, 2005

El trabajo

-¿Cómo van esas pruebas Ikaru?
-Bien, ayer funcionaba todo perfectamente. Pero hoy una cosa no va y hay nuevos documentos de prueba.
-¿Entonces has terminado las pruebas?
(Pero qué no has entendido de lo que acabo de decir) -Claro que no he terminado.

"Adoro" mi trabajo. Porque estoy cobrando un dinerito y eso lo hace más llevadero que si no me "suicidaba" o por lo menos me hinchaba a helado al volver a casa y me encerraría moviendo la cabeza y diciendo "Ikaru bueno, Ikaru bueno...". La verdad no me entusiasma mucho, no sé si será por esa mezcla que se produce entre "esto no es lo mío" y "no me dejéis solo ante el peligro que soy novato y este sistema es muy complejo".

Estoy programando en antiguo, COBOL. Y cuando vas a probar cualquier cosa que haces es un show. La ley de Murphy se queda corta a la hora de describir la probabilidad de que falle este sistema. Si no va algo puede ser por muchísimos motivos y por supuesto todos ellos nuevos para este modesto programador. Aunque hay gente que me puede echar una mano, todos están en otra planta, sí, es decir, mi grupo de trabajo está en otro lado distinto a donde está mi sitio. Prácticamente todo se resuelve por correo electrónico. Muy distante, la deshumanización de la informática. Llego, me siento, enciendo pc, trabajar, desayuno, trabajar, volver a casa.

Nada, nada, ustedes denme el cheque a fin de mes y yo feliz.

Wolverine – The Storm Inside

2 comentarios:

Maese dijo...

¿Y no has pensado que el estar aislado del mundo pueda ser lo que te este deprimiendo?
cualquier trabajo por muy entretenido que sea, en solitario termina acabando con cualquiera

Renis dijo...

Y que lo digas que puede fallar cualquier cosa en cualquier momento ¬¬ a mi proyecto le paso de todo en el ultimo min, y lo arregle en el idem XDDD pura chorra